En estos momentos en Venezuela se juega buena parte del destino de América Latina y el Caribe. Por esta razón toda la artillería de los sectores conservadores –en particular la comunicacional- está enfocada a legitimar el sostenimiento de las acciones terroristas y a invisivilizar al pueblo chavista. Las declaraciones de Trump y  el senador norteamericano Marco Rubio; la participación del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, rindiendo informe ante el Senado de EEUU y el reciente plan presentado por voceros de la MUD muestran gestos muy claros: están preparando el terreno para generalizar una guerra civil y lograr por la fuerza el poder político.

Por eso decimos que el  30 de julio en Venezuela tenemos una batalla con repercusión en todo el continente Nuestro Americano y los movimientos populares no podemos quedarnos inmóviles.  La Constituyente es la herramienta democrática para defender y  promover la paz frente a los sectores fascistas internacionales y locales que intentan violar la autodeterminación de este  pueblo libre y soberano. Una Herramienta para defender y profundizar esta revolución que viene dando batalla hace 19 años.

La constituyente no solo es un freno a la violencia fascista y lacaya sino que es un ejemplo de empoderamiento popular, una expresión del pleno ejercicio de poder de la gente que participa, discute y decide el rumbo del país, pueblo bravío que junto a su presidente Nicolás Maduro vienen librando heroicamente una guerra multidimensional de cuarta generación creada en los laboratorios golpistas de la CIA.

En momentos difíciles como los que estamos atravesando en toda la Patria Grande, donde los amigos y aliados de antaño, de las épocas victoriosas, saltan la cerca para criticar desde la abstracta pureza, los movimientos populares del continente seguimos hombro a hombro defendiendo la revolución bolivariana.

Sabemos muy bien que es en estos momentos cuando los pueblos demuestran sus más grandes gestos libertadores, y no tenemos dudas de que los y las venezolanas lo vienen haciendo, nos toca a los pueblos hermanos seguir denunciando las barbaridades de la derecha fascista que nunca saldrán en los grandes medios, nos toca movilizarnos para demostrar que el proyecto bolivariano sigue ardiendo en nuestros corazones, nos toca asumir la Constituyente en cada porción de tierra del Avya yala.

Porque Venezuela es el corazón de este momento histórico, allí late el proyecto de integración revolucionario para lograr la segunda y definitiva independencia, decimos que “Venezuela es el corazón de América”.

Los pueblos de Nuestra América y del mundo seguimos levantando las banderas del Comandante Chávez, nos solidarizamos con el pueblo venezolano y defendemos el gobierno legítimo de Nicolás Maduro. Es por todo esto que lanzamos la campaña “Venezuela Corazón de América“y nos manifestamos  en apoyo a La Constituyente, herramienta democrática, participativa, popular y revolucionaria para lograr la paz.

Vamos con la Constituyente

Venezuela Corazón de América

VENCEREMOS

 

ADHESIONES:

venezuelacorazondeamerica@gmail.com

twitter: @Vzla_Corazon