Fuente: Razones de Cuba

El pasado jueves 22 de junio Razones de Cuba publicó el artículo La tercera opción en Cuba: El drama de los equilibristas, escrito por Raúl Capote. En ese trabajo quedaron abordadas las principales líneas históricas sobre el llamado centrismo, así como las particularidades de esa vía en Cuba.

Posteriormente nos acercamos al autor e intercambiamos sobre elementos que algunos usuarios reflejaron en los comentarios del artículo en el sitio Razones de Cuba. Hoy compartimos los detalles de la conversación.

¿Cuáles son las bases o las esencias de la llamada tercera vía?

Las terceras vías, las terceras opciones siempre han sido alternativas que ha buscado la burguesía para mediatizar los procesos revolucionarios radicales. Lo hicieron en Europa con la socialdemocracia, lo hicieron en la Rusia revolucionaria con el famoso menchevismo enfrentándolo al bolchevismo como una alternativa menos revolucionaria, menos radical, tratando de mover de alguna manera hacia un acomodo que les permita salvaguardar sus intereses fundamentales.

Quizás buscando cercanía en el tiempo, cuando ocurre la caída del campo socialista, el derrumbe del socialismo real en Europa del Este, todas las corrientes que se generan en Inglaterra a través de Anthony Giddens buscando y proponiendo una tercera vía, también buscó la manera de atenuar el efecto de las medidas de capitalismo duro que empobrecieron a mucha gente y llevaron a cabo políticas de choque hacia sectores muy vulnerables. Esta tercera vía significó una alternativa y podría decir que un retroceso en todas las conquistas obreras y sociales.

En América Latina ocurre también como una manera de mediatizar los procesos. La tercera opción guiada por ideólogos importantes que venían del neoliberalismo, de la derecha. Llega un momento en que la revolución bolivariana está en pleno auge, y que lo que está haciendo el ALBA se presenta como una alternativa frente al dominio imperialista en la región y aparece con mucha fuerza las teorías de la tercera opción.

En Cuba tiene un sentido similar, pero se busca otra manera de enfocarlo. En Cuba hay una Revolución en el poder, que tiene un alto consenso, apoyada por la mayoría de la población.  En un momento en que se está buscando una manera diferente o hay una nueva estrategia de Estados Unidos para acabar con la Revolución, presentar como tercera vía como tercera opción un proceso que en realidad es contrarrevolucionario, acabaría con la revolución desde un pensamiento aparentemente de izquierda. Esta opción en Cuba está dirigida no solamente a mediatizar estos procesos, sino a ponerle fin al proceso revolucionario.

¿Cómo se aprecia ese contexto del centrismo en el panorama actual de Cuba y cómo se vincula esta tercera vía a las tecnologías de la información y las comunicaciones?

Si, para eso es preciso regresar un poco al 2004 o incluso más a atrás, porque por ejemplo se presenta una tercera opción hacia el futuro de Cuba como proyecto de país a finales de los años 50, Lo hace, a inicios de la revolución, la pequeña burguesía cubana y muchos de sus líderes más importantes trazan, presentan una tercera vía. Lo van a intentar hacer a finales de los 80 aprovechándose de una serie de movimientos artísticos en el país que estaban proponiendo una nueva estética, una manera diferente de enfocar el arte; y el enemigo se va a montar en ese discurso intelectual y artístico para fomentar una tercera opción en Cuba.

Y en el 2004 cuando está ocurriendo la política más dura de Bush contra Cuba, el momento en que están proclamando casi la guerra total porque el presidente promete a la derecha cubanoamericana terminar con la Revolución en pocos meses, se endurece la guerra económica contra Cuba, y ya están pensando en una alternativa, un pensamiento diferente. Ese pensamiento diferente debía desde el pensamiento de izquierda ponerle fin a la Revolución.

¿Cuál es el análisis que hacen en ese momento los principales jefes del proyecto contra Cuba? En primer lugar, apostar al momento en que desaparezcan las principales figuras históricas de la Revolución cubana, y el análisis parte del principio de que ellos creen que es muy difícil que algún movimiento de derecha en Cuba tenga éxito.

En ese año 2004 comienzan a gestarse en Cuba tertulias para discutir temas sobre a realidad cubana, empiezan a invitar gente que no estaban vinculadas con la contrarrevolución tradicional, pero que tenían una línea crítica de la revolución a través de diferentes espacios que menciono en el artículo, como Vitral, Espacio Laical y un grupo de personas que colaboraban con estas revistas. Tratan de nuclear a un grupo de artistas, de escritores alrededor de esos espacios para formar un centro de pensamiento nuevo. Eso no les da resultado, realmente no logran nuclear a toda la gente que querían, no logran que vayan intelectuales de peso. Surge la idea de hacer una agencia literaria que era un pretexto para hacer lo mismo, una agencia que no llevara el cartelito de independiente pero que se moviera como especie de ONG buscando atraer a la intelectualidad cubana.

De ahí sale Génesis, un proyecto que está orientado a buscar y formar líderes en las universidades fijándose principalmente en jóvenes que fueran militantes de la juventud, dirigentes juveniles, revolucionarios para en un período entre 10 o 15 años crear en Cuba una nueva casta, una nueva línea de líderes con pensamiento diferente. Esto contaba con un apoyo financiero bastante alto e iba acompañado de preparación en el uso de las nuevas tecnologías.

La base de Génesis era crear una infraestructura interna en el país, alternativa al estado que permitiera a la gente conectarse a Internet, para eso se trabajó la entrada al país de equipos de conexión satelital, en la creación de redes inalámbricas para alcanzar altos grados de movilización. Y todo esto para desplegar con más fuerza la estrategia de los golpes suaves en diferentes lugares del mundo. En ese momento la posibilidad de conectividad en el país era baja y los planes estaban encaminados a eso, pero la denuncia que se hace en el 2011 desbarata eso planes, tendrían que recomenzar.

En 2011 ocurre el estudio de Ted Henken sobre la blogosfera en Cuba, todo lo que ha surgido, los líderes principales que se conectan y participan en el debate no solamente nacional, sino internacional a través de los blogs.

Y con eso se comenzó a estructurar un sistema nuevamente de becas, ONGs que facilitaron el acceso a algunas de las personas que identificaron con un pensamiento cercano a lo que buscaban: gente inclinada hacia el pensamiento centrista, gente que por su discurso en la blogosfera podía ser manejable, gente que por característica debía ser autosuficiente, con un gran ego, o gente que se sintiera frustrada por no haber alcanzado determinado protagonismo en la sociedad cubana.

¿Qué es lo que Génesis buscaba? Si sumamos los años del proyecto, comenzó en el 2006 y diez años más, estamos hablando del 2016, hoy 2017. Y qué decían los promotores: cuando llegue el 2016 Cuba estará en medio de un proceso eleccionario y no deben estar los principales líderes del proceso, estaban calculando bien el tiempo. Una opción aparentemente de la izquierda va a ser mucho más efectiva, mucho más entendida, mucho más seguida por la gente. Se trata de proponerle un cambio, una vía diferente para el futuro del país.

En Cuba se ha desarrollado el trabajo por cuenta propia y ellos creen en la posibilidad de empoderar la clase social y con infraestructura tecnológica para alcanzar altos niveles de conectividad. Además, cuenta con una nueva prensa porque se mueven hacia estudiantes de periodismo, a periodistas graduados con cierto prestigio social, a intelectuales del mundo de la prensa y los medios de comunicación, para crear una prensa diferente a la independiente que toda la vida ha sido tan desprestigiada y criticada.

Creer que es autóctono es falso. Estamos hablando de una opción que ha sido fabricada, preparada; de gente que ha sido preparada para que asuma ese papel dentro de la sociedad cubana. Es posible que haya algún ingenuo que esté sumado a esa vía y no entre en la categoría de tipo preparado en un laboratorio y que crean de buena fe que exista una vía con esas características, pero cuando uno va a la realidad, ¿qué ha traído al mundo la tercera opción? ¿Cuáles son los resultados de la aplicación de la tercera vía en Europa? Pobreza, inseguridad, desaparición de derechos sociales.

Entonces creer que el futuro de Cuba transitaría por esa vía, ¿a dónde nos llevaría? Eso es capitalismo. Nos llevaría de regreso al neoliberalismo porque todo lo que se esconde detrás de la tercera opción es el regreso a la propuesta neoliberal.

Algunos usuarios en sus comentarios hacen referencia a la existencia de personas que no están interesados en cuestiones de la sociedad porque, según su opinión, no pueden influir en determinadas cuestiones; también otros usuarios proponen la realización de encuestas para conocer estados de opinión de la población y lograr mayores consensos. En ambos casos, ¿qué considera al respecto?

Yo respeto el criterio década cual, ahora hay una cosa. Si en un país existe la posibilidad de que una persona participe en un debate nacional donde exponga su criterio y la manera de ver las cosas, ese país es Cuba. En Cuba sobran las posibilidades de participación ciudadana para decidir y debatir, partiendo del mismo sistema electoral nuestro que no es un sistema electoral partidista. Es un sistema donde la gente participa desde la base, participa en la elección de su representante no porque pertenezca a un partido político o pertenezca a una línea de pensamiento determinada, sino por el papel que representa en el barrio. Eso deshace cualquier teoría de que en Cuba un ciudadano no pueda expresar o tomar una decisión y que no pueda participar en el debate. Pero el mismo sistema democrático cubano establece las asambleas de rendición de cuentas que no es el espacio solo para que el delegado rinda cuentas sobre determinadas cuestiones, también es un espacio para el debate político.

Y espacios de debate político existen en las universidades y en todos los centros educacionales. Y tenemos la característica de contar con una Asamblea Nacional, Asambleas Provinciales y Municipales donde está representada la base, en ningún país del mundo una Asamblea Nacional tiene más del 50 por ciento de diputados que sean delegados electos en el barrio.

Nosotros tenemos un sistema político que es quizás el más avanzado en estos momentos en el mundo, que representa un salto en la historia. Nosotros no solamente nos conformamos con hacer una revolución con transformaciones sociales, sino que hicimos una revolución política profunda que creó una nueva estructura y una nueva manera de concebir la democracia, de ponerla en práctica donde desapareció toda la falacia de los partidos políticos, campañas electorales y eso permite que la gente participe en el debate nacional con mucha fuerza.

No creo que haga falta hacer una encuesta, se hacen de manera efectiva constantemente. Yo creo que una prueba de consenso enorme y del respaldo del pueblo fue todo lo que la gente hizo cuando la desaparición de nuestro Comandante en Jefe. Allí no hubo cita, ni convocatoria, ni obligatoriedad, ahí hubo presencia de la mayoría del pueblo cubano respaldando un proceso político.

A nadie se le niega el derecho en Cuba de expresar dudas sobre determinadas cosas. Porque la mayor parte de los cambios más radicales que en Cuba se han hecho, ¿quiénes los han hecho? Los han hecho los revolucionarios, no los han hecho la oposición construida. Y hemos cambiado todo lo que podemos cambiar en el país y vamos a seguir cambiando todo lo que se pueda cambiar. Si de algo no se puede acusar a la Revolución Cubana es de haberse quedado parada en la historia. Cualquiera que analiza la Revolución Cubana sabe que del año 59 para acá hemos estado en cambio constante, que es una característica de una revolución auténtica. Nos hemos estado enriqueciendo constantemente con la contracultura que generamos, y una revolución así tiene la vitalidad y la capacidad del apoyo popular.

Uno de los usuarios se preguntaba en su reflexión ¿por qué nos quieren cambiar? ¿Podría ofrecer su valoración sobre eso?

Porque somos un mal ejemplo. Yo creo que el capitalismo uno de sus éxitos ha sido la capacidad de construirse una imagen. Si la gente pudiera ver la imagen real del capitalismo yo creo que no duraría dos días sobre la faz de la Tierra. Ojalá los obreros del mundo desarrollado conocieran lo que es realmente la Revolución Cubana y lo que ha sido capaz de hacer en todos estos años, conocieran cómo funciona nuestra democracia, conocieran que en Cuba no existen partidos electoreros y sí un partido único integrado por los mejores ciudadanos del país y que tienen que ganarse formar parte de ese partido y que ese partido ni nomina, ni elige.

Aquí puede llegar al grado más alto de poder la persona más simple, sencillamente porque es elegido por su prestigio. En el caso de Cuba como los que más prestigio tienen son los revolucionarios y la gente reconoce a los revolucionarios por su honestidad, la gente los promueve, es lógico, porque es un país revolucionario.

Porque el ejemplo de Cuba sin dudas es el peor ejemplo que el capitalismo puede permitir que en el mundo de hoy se promueva. Que Cuba alcance los niveles de seguridad ciudadana es un privilegio en el mundo entero, los niveles de acceso a la salud y a la educación en las condiciones en que Cuba lo ha hecho en medio de una terrible guerra económica y demostrar que solo lo que hace falta es voluntad política y participación.

Por eso aplicar una tercera opción en el país, tratar de por todos los medios habidos y por haber de acabar con la revolución cubana, es algo que los cubanos vamos a tener que seguir enfrentando siempre, mientras la Revolución Cubana exista. Y creo que tiene vitalidad por su capacidad de renovarse contantemente.

La Revolución Cubana ha demostrado su validez histórica. ¿Que nos queda muchísimo a los revolucionarios por hacer? ¡Sin dudas! Tenemos que alcanzar muchísimos más niveles de participación ciudadana. Nosotros tenemos que cambiar todo lo que tenga que ser cambiado sin renunciar a los principios, sin renunciar a nuestro pensamiento revolucionario y eso lo hacemos porque somos revolucionarios. Nunca han logrado ni lograrán captar a los más comprometidos jóvenes del país para un proyecto como ese, porque los mejores jóvenes de este país son revolucionarios.

Anuncios