Así está escrito en la puerta de la entrada de la actual Biblioteca de Quito, la que antaño fue Universidad, pura maravilla.

Solo seremos libres a partir de los conocimientos que seamos capaces de asimilar, cual tienen como “Meta”, los Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, Capitulo cubano, que ahora están contestando a los ataques del Presidente norteamericano Donald Trump.

En su recién discurso, anticuado, obsoleto, Trump asocia aquel hermoso y culto país Cuba en tanto que terrorista.  Pretende abolir los pasos dados últimamente para acabar con el Bloqueo de la isla, en el que el Papa Francisco jugó notorio papel y estaban en buen camino.

Somos muchos que tenemos clara idea de que solo conseguiremos liberarnos, a partir de la Cultura: del arte, de la música, de la historia cultural de cada país que suele ser única, a partir de la cual se aprende como y que hacer, por donde no se debe pasar NUNCA.

Debemos exigirle a Trump que se calle, que no siga con sus ansias de “romper” lo bueno que otros hicieron.

Explicarle los logros de Cuba, país con el nivel más bajo de mortalidad infantil. País en el que a pesar de las estrecheces, nadie se muere de hambre. Tal vez sus ropas no son de última moda pero, nadie va desnudo.

Que sepa que Cuba tiene vacunas producidas por sus investigadores que les han servido para aliviar muchos males, aunque nunca les permitieron pasar fronteras, so pena de empobrecer a las pobres industrias farmacéuticas que necesitan determinados virus candentes, para el engorde de sus cuentas allende los mares.

Músicos, Atletas, Pensadores, Escritores, Bailarine/as, Cineastas, Médicos, Educadores, que han conseguido ser pioneros en sus modalidades, a pesar de la pobreza dominante. Trump NO lo entiende. El pensamiento de lo que supone la palabra negocio, no es la misma para los cubanos que para quienes solo tienen como meta el poder del dinero.

Apoyo pues la Campaña de  UNEAC a la que me sumo de todo corazón.

¿Qué seria del ser humano sin Cultura? Tristemente existen zonas en diferentes países donde siguen sin conocer la profundidad de esta palabra. Gozan de sus tradiciones pero ningún avance les ha llegado, demasiadas autoridades incompetentes lo han permitido. Me refiero a países donde un solo señor, tal vez Rey, tenga en sus manos la salud, vidas y bienes de sus subditos.

Amigos de UNEAC, sois únicos, os llevo en mi corazón.

Montserrat Ponsa. Periodista.Catalunya. RED de REDES Capítulo Río